singular

La energía solar no es la solución para todo. Hay muchos sectores que necesitan cerca de los 1.000 grados para poder realizar su trabajo, como una fábrica de acero, por ejemplo, que necesita quemar 1,5 millones de toneladas de carbón en un año.

Normalmente, las plantas de energía solar actuales pueden alcanzar como máximo los 600 grados concentrando la luz solar en un solo punto, como si fuera una lupa gigante.

Pero hay una empresa llamada Heliogen que ha conseguido llegar a los 1.000 grados, lo que podría solucionar el problema de estas industrias.

Esta tecnología utiliza una serie de espejos para reflejar la luz solar, pero lo hace con mucha más precisión gracias a la visión por computadora y el procesamiento de imágenes.

Heliogen ha recibido la atención de Bill Gates, quien ha invertido en el proyecto con la esperanza de que ofrezca una solución a la producción de cemento por sí sola es responsable de alrededor del 8% de las emisiones totales de CO2.

Fuente: wwwhatsnew.com, leer artículo original

Deja un comentario