singular

Parece ser que en los autos eléctricos, la falta del ruido producido por el motor de explosión, hace que se oigan mucho más todos los crujidos y quejidos de la estructura, así como ruidos del viento y la rodadura.

Hyundai Motor ha desarrollado una tecnología denominada RANC, un sistema de cancelación de sonido activo que elimina el ruido procedente del exterior, como el viento y la rodadura sobre la carretera.

Especialmente a altas velocidades, RANC analiza con precisión cada sonido y calcula rápidamente las magnitudes (frecuencia y amplitud) de la onda opuesta.

Una vez analizadas las ondas sonoras que se introducen en la cabina , el sistema emite ondas físicamente inversas, que al sumarse, se anulan.

Fuente: hibridosyelectricos.com, leer artículo original

Deja un comentario