singular

Según los expertos, la llegada de la automatización y de la inteligencia artificial a las empresas, provocará la destrucción de millones de puestos de trabajo; por ello algunas voces encabezadas por personajes de la talla de Elon Musk o Bill Gates, abogan por la idea de que los robots paguen impuestos.

Dado que los gobiernos viven de los impuestos de sus trabajadores, si estos no trabajan no podrán pagar impuestos y, además, en Europa los trabajadores tienen derecho al subsidio de desempleo, con lo cual el gasto es doble.

Pero esto no es tan sencillo como puede parecer a priori, para empezar hay que definir qué es un robot y hasta qué punto nos desplaza o simplemente nos facilita el trabajo. Los vehículos autónomos, por ejemplo, son robots aunque no se parezcan a C3PO y van a destrozar muchos puestos de trabajo.

Es cierto que todas estas nuevas tecnologías crearán más y mejores puestos de trabajo pero, en la transición, algo tendremos que hacer si no queremos acabar todos a hostias.

Fuente: eluniverso.com, leer artículo original

Deja un comentario