singular

La NASA ha elegido SpaceX, la empresa de Elon Musk, para desarrollar un programa que sea capaz de desviar los meteoros que pudieran acercarse peligrosamente a la Tierra. 

Si bien todos los días algún meteorito alcanza la atmósfera terrestre, este proyecto está pensado para pedruscos de gran tamaño, como el que teóricamente acabó con los dinosaurios hace 65 millones de años.

La teoría de la NASA dice que un meteoro de un tamaño similar al mencionado, solo tendría que ser empujado un centímetro en el momento adecuado, para lograr que su cambio de curso evite por completo a la Tierra.

El plan es utilizar el Falcon 9 de SpaceX para enviar una nave que sería estrellada contra el asteriode a 6 km por segundo (21.600 Km/h), para comprobar si efectivamente esta altera la órbita del pedrusco.

¿Será al final Elon Musk el salvador de la humanidad?

Fuente: entrepreneur.com, leer artículo original

Deja un comentario