IoT – Aplicaciones en marcha

IoT - Aplicaciobes

Entre las muchas aplicaciones que pueden surgir del “Internet de las cosas”, alguna de las cuales ni siquiera somos capaces de imaginar, he elegido las cuatro siguientes que en mayor o menor medida ya están en marcha.

1.- Smart Cities

Smart CitiesUna ciudad inteligente es aquella capaz de ofrecer conectividad tanto para sus habitantes como para toda su infraestructura.

A través de sensores de todo tipo, los deshechos serán clasificados y reciclados a través de tuberías subterráneas, las farolas dotadas de dispositivos RFID mandarán datos sobre el tráfico, la densidad de viandantes y otros vehículos para optimizar el funcionamiento de los semáforos y señales inteligentes; estas harán el tráfico mucho más fluido al saber en todo momento qué vehículos circulan por cada calle y nos señalarán donde encontrar una plaza de aparcamiento o una estación de carga para nuestro coche eléctrico, así como organizar y  agilizar el transporte público.

Del mismo modo, todo el mobiliario urbano enviará datos del entorno a la nube, niveles de polución, radiación ultravioleta y movimientos de personas en sus actividades cotidianas para mejorar la calidad medioambiental.

Todos los consumos de energía serán monitorizados en tiempo real, así como las fugas y pérdidas del sistema para optimizar el consumo de agua reciclada y la energía que provendrá de paneles solares instalados en los tejados de los edificios y mini-centrales eólicas.

Todo esto permitirá una optimización de los recursos, prevenir enfermedades y reducir el impacto de catástrofes o atentados, distribuir servicios e incrementar la seguridad ciudadana.

2.-IoT y la salud

IoT & HealthTodos los datos medioambientales recogidos de los sensores de la ciudad inteligente, niveles de polución, contaminación acústica, niveles UV, etc. a los que estamos expuestos se incluirán a nuestro historial médico, así como los que serán enviados por los sensores incluidos en nuestras prendas de ropa: tensión arterial, niveles de azúcar, nivel de estrés..., todo esto permitirá la detección prematura de cualquier incidente médico; de repente recibirás en el móvil un mensaje “Permanezca donde está y suspenda toda actividad, está a punto de sufrir un ataque cardiaco. La ambulancia está en camino.

En caso de accidente, nuestra ropa enviará nuestros datos de localización, constantes vitales, etc. sin que ni siquiera estemos conscientes; con todo esto el personal de la ambulancia ya puede salir preparado con un diagnóstico más afinado.

3.-Domótica

IoT y DomóticaEn nuestra casa, las puertas nos reconocerán y se abrirán, la temperatura de cada habitación se mantendrá a nuestro gusto y el sistema de iluminación percibirá nuestra presencia y se regulará en consecuencia, en el baño la báscula registrará nuestro peso y el baño analizará nuestros residuos enviando los resultados a nuestro historial médico, el frigorífico nos avisará cuando algún producto está a punto de terminarse o caducar y el horno nos sugerirá el menú del día teniendo en cuenta nuestros parámetros de salud, peso, estatura, ejercicio realizado y, quien sabe, quizá hasta nos lo imprimirá en 3D.

4.-Granja Inteligente

IoT y sector agropecuarioIncluso en el sector agropecuario, que parece tan alejado, no solo la granja estará alimentada con paneles solares y mini centrales eólicas, veremos aplicar el IoT a las plantas individualmente, para regarlas automáticamente con los nutrientes necesarios y teniendo en cuenta el parte meteorológico y nos avisarán cuando ya sean aptas para el consumo.

Todos los animales de granja podrán identificarse con RFID independientemente de su tamaño dado el, cada vez más, reducido coste y tamaño de los dispositivos; esto nos permitirá hacerles un seguimiento personalizado para control de plagas, mejorar su cuidado, alimentación, tratamiento de enfermedades y rendimiento, además de conseguir su trazabilidad en la cadena alimenticia.

Y lo más fascinante de todo es que, como comenté en el primer párrafo, todo esto ya está en marcha y posiblemente lo veremos materializado no más allá de la década de los 30, entre 15 y 20 años.

¿Os parece demasiado optimista?

Deja un comentario