singular

Los niveles actuales de generación de residuos plásticos son de aproximadamente 1.300 millones de toneladas por año, y se espera que aumenten a aproximadamente 2.200 millones de toneladas por año para 2025.

Esto representa un aumento significativo en las tasas de generación de residuos, de 1.2 a 1.42 kg por persona por día, por ello esta solución no solo producirá energía limpia sino que, de paso, acabará con los plásticos no reciclables.

El grupo PowerHouse Energy busca producir hidrógeno a partir de residuos plásticos no reciclables, para lo que ha recibido una subvención de £1.25m ($1.64m).

El proceso funciona calentando los residuos de plástico (o neumáticos viejos) a temperaturas superiores a los 850°C, lo que convierte el plástico fundido en gas de síntesis – una mezcla de metano, monóxido de carbono e hidrógeno.

El hidrógeno se separa para su uso posterior, y los gases restantes se limpian y queman para producir electricidad para su distribución local.

Fuente: ecoinventos.com, leer artículo original

Deja un comentario