singular

Ya sea para entregar productos, asistir en las transmisiones de TV, efectuar tareas de vigilancia o cómo pasatiempo, se espera que, durante la próxima década, millones de drones surquen nuestros cielos.

Esto hace que se vuelva acuciante crear un sistema, que pueda integrarlos de manera segura en el tráfico aéreo, sin que interfieran con el movimiento de los aeropuertos.

Por eso la NASA en su centro de investigación de Silicon Valley, se ha propuesto crear una plataforma para administrar los drones que vuelan a baja altura, conocida como UTM (UAS Traffic Management).

Desde 2015 , los investigadores realizaron cuatro fases distintas de pruebas para mantener los aparatos espaciados de forma segura en sus zonas designadas, pudiendo detectar y evitar choques con otros drones.

La cosa se complica mucho más en las ciudades, hay muchos obstáculos , lugares de aterrizaje poco seguros y sobre todo mucha gente que podría salir dañada en caso de fallo de los drones.

Habrá que circular por las ciudades con casco por si acaso llueven drones.

Fuente: ambito.com, leer artículo original

Deja un comentario