Malas ideas, buenas ideas e ideas inteligentes

Después de los post pseudo-apocalípticos y agoreros anteriores, centraremos este post y los siguientes en prepararnos para afrontar los cambios mencionados.

Malas ideas, buenas ideas e ideas inteligentesPodríamos hablar de que, según los expertos, la mayoría de los empleos de las próximas décadas tendrán que ver con la informática tanto software como  hardware, también la logística, la atención sanitaria y social, biomedicina, big data, etc., pero eso podéis hacerlo vosotros por vuestra cuenta cualquier tarde de ocio; de todas formas os dejo un par de enlaces para que empecéis.

No se trata solamente de encontrar un trabajo, se trata de un proyecto de futuro y por eso creo que se merece una reflexión más profunda.

Como dice el título, para esto y para todo en la vida existen malas ideas, buenas ideas e ideas inteligentes.

Una idea muy mala es dejar los estudios y dedicarse a trabajos precarios y temporales a la espera de que algún día la suerte nos sonría, eso es un suicidio, la crónica de una muerte anunciada que diría Gabo; ese tipo de trabajos no solo son los peor pagados sino que son los que primero desaparecerán.

Una buena idea puede ser poner un negocio en o a través de internet, existen grandes posibilidades que no requieren gran inversión; también puede ser una buena idea echar un vistazo a los enlaces que os he dejado y estudiar alguna de las disciplinas que ahí se mencionan.

Malas ideas, buenas ideas e ideas inteligentesPero una idea inteligente es pensar qué nos gusta de verdad, los empleos del futuro serán muy dinámicos y tendremos que estar permanentemente reinventándonos, tendríamos que pensar en algo a lo que poder dedicarnos 24/7 durante años y seguir entusiasmados, ya lo dijo Sócrates hace 2500 años “Dedícate a hacer lo que te gusta y no tendrás que trabajar un solo día de tu vida”.

Si la ilusión de tu vida es la programación o desde muy pequeño te gusta desmontar cosas y hacer inventos, mirar los enlaces que os he dejado y cursar algunos de los estudios que recomiendan sería, además de una buena idea, una idea inteligente pero, dedicarse a algo porque “tiene salida” es un craso error, tiene más salida Filosofía y Letras si de verdad os apasiona que una ingeniería de telecomunicaciones o un grado doble de física y matemáticas hecho sin pasión.

Si ya tenéis muy claro cuál es vuestra dedicación ideal podéis saltaros el resto del post pero si os pasa lo mismo que al común de los mortales, que no tenéis muy claro cuál es vuestra preferencia, podéis haceros preguntas genéricas como:

  • ¿Quiero tener un negocio propio o prefiero trabajar para terceros?

  • ¿Quiero trabajar con las manos, con el cerebro o con algún otro miembro u órgano susceptible de rentabilizar?

  • ¿Me gusta viajar?

  • ¿Me gusta trabajar con gente o prefiero trabajar en mi casa?

  • ¿Qué cantidad de dinero mensual necesito para vivir tranquilo?

Malas ideas, buenas ideas e ideas inteligentesNo os achiquéis a la hora de imaginar vuestro futuro, os sorprendería lo que se puede conseguir con trabajo y dedicación, debemos fijarnos grandes objetivos que nos mantengan entretenidos hasta el último día, ya que el éxito no es un destino, es un camino.

Pero también hay que ser realistas, si la ilusión de vuestra vida siempre fue jugar en la NBA pero medís 1,60 cm va a ser que no, mejor os centráis en la segunda cosa que más os guste.

Y otra cosa muy importante, olvidaros del dinero. El dinero es un subproducto del trabajo bien hecho, un residuo tóxico diría incluso, hay que centrarse en nuestro proyecto y disfrutar de él, el resto es cuestión de tiempo. Si por cuestiones coyunturales necesitáis algún dinero, buscarse algún curro temporal para ir tirando, sin perder de vista los objetivos puede pasar de ser una mala idea a ser una buena idea.

Y hasta aquí puedo leer, que diría Doña Mayra, con esto que os dejo creo que os da para cavilar hasta el próximo post.

Hasta pronto.

 Enlaces recomendados

Mercados laborales: ¿cuáles serán los siete empleos del futuro?

Aquí estarán los empleos del futuro

Las 10 profesiones del futuro

 

Deja un comentario