singular

Las enfermedades raras precisamente llevan ese nombre por lo escasas que son, esto provoca que no se tengan suficientes datos para diagnosticarlas a tiempo de salvar al paciente.

Para agravar el problema, la mayoría de estas enfermedades raras son de origen genético y estudiar los genomas es un proceso caro y trabajoso, que han de hacer manualmente los profesionales.

Para agilizar este proceso Julian Isla, ingeniero de Microsoft y con un hijo afectado desgraciadamente de una de estas enfermedades, ha desarrollado una plataforma computación en la nube y algoritmos de IA para analizar mas rápido estos genomas.

Para conseguirlo, Julián creo en 2017 una organización sin ánimo de lucro, a la que llamó Fundación 29, por celebrarse ésta el 29 de febrero.

Dos años después ya se ha previsto llevar a cabo las primeras pruebas clínicas en 600 pacientes de hospitales públicos de España y Reino Unido.

Lo que hace Dx29, que así se llama la plataforma, es facilitar y automatizar el análisis genético y permitir que cualquier médico la pueda utilizar; con esta herramienta todo el proceso no lleva más de diez minutos.

Fuente: agenciasinc.es,leer artículo original

 

 

Deja un comentario