singular

Uno de los mayores desafíos de este siglo son el agua potable y la energía. La producción de electricidad requiere el uso de abundante agua y en zonas áridas como Arabia Saudí, emplean el 15% de su energía en purificar y des salinizar el agua.

Para paliar ambos problemas, la  Universidad de Ciencia y Tecnología Rey Abdalá de Thuwal en Arabia Saudí, ha logrado aunar en un solo dispositivo la purificación del agua y la obtención de energía solar.

Por un lado, los paneles fotovoltáicos generan una gran cantidad de calor que, generalmente, se disipa en el aire.

Por otro, la tecnología empleada para depurar el agua necesita evaporarla para separarla de los contaminantes, para lo que se puede utilizar este calor residual.

Acoplamos estas dos tecnologías ya existentes !et voilà¡, tenemos energía limpia y agua potable con el mismo artilugio.

¿¡Alguien da más!?

 

Fuente: agenciasinc.es, leer artículo original

Deja un comentario