singular

Hasta ahora, cuando se quería secuenciar un genoma se utilizaba lo que los expertos llamaban un "batido", en el que se mezclan un montón de células antes de pasar por los secuenciadores de ADN.

Esto hace que los resultados sean un promedio del conjunto, lo que hace imposible saber la información concreta de cada célula y el individuo se diluye en la masa.

A partir de ahora con el método de "célula única" utilizado, entre otros, en el laboratorio del Centro Nacional de Análisis Genómico de Barcelona, podremos analizar célula a célula en lugar de todo el "batido".

Esto se ha conseguido mediante la técnica de microfluidos, que permite separar cada célula y de paso le introducen un marcador en su ADN que permitirá reconocerlas posteriormente.

Esto podría hacer, entre otras maravillas, que los científicos pudiesen elaborar un mapa con todas y cada una de las células de nuestro organismo, para poder identificar células cancerígenas y darles p'al pelo.

Sin duda una noticia esperanzadora para los que, como yo, nos acercamos peligrosamente a la tercera edad.

Fuente: agenciasinc.es, leer artículo original

Deja un comentario