singular

Uno de los vehículo que mas contaminan son los aviones, además son los más difíciles de dotar de propulsión eléctrica por razones obvias, como por ejemplo su elevado peso.

Por eso el proyecto SUN-to-LIQUID es una magnífica idea, pues pretende la producción de queroseno sintético, a partir de agua y CO2 mediante un reactor alimentado por energía solar concentrada.

El proyecto se comenzó en 2016 con financiación de la comunidad europea y culminó con la construcción de una planta en el Parque Tecnológico IMDEA de Móstoles, cerca de Madrid.

El uso a gran escala del combustible producido con este sistema podría reducir la contaminación del tráfico aéreo en un 90%., además al no utilizar plantas no compite con los alimentos como otros biocombustibles.

En el artículo original tenéis un vídeo explicativo del proceso.

Fuente: ecoinventos.com, leer artículo original

Deja un comentario