singular

Expertos en robótica del MIT han construido un gusano robot, que puede moverse hábilmente por las estrechas y retorcidas vías arteriales  del cerebro humano, y se dirige utilizando imanes.

Este gusano robótico consta un núcleo flexible de aleación de níquel-titanio, recubierto con una pasta gomosa incrustada con partículas magnéticas.

Finalmente se envolvió todo con una capa externa de hidrogeles, que permite que el gusano robótico se deslice a través de las arterias y los vasos sanguíneos sin causar daños.

Como podéis ven en el video del artículo original, el gusano ha sido probado con una réplica de los vasos sanguíneos del cerebro y una diminuta pista de obstáculos.

Sin duda este gusano robótico será de gran utilidad para la eliminación de tumores y aneurismas. ¡Ole por el MIT!.

Fuente: xatakaciencia.com, leer artículo original

Deja un comentario