singular

Aunque nos parezca imposible, tan solo el 1 % de la información gráfica está adaptada para invidentes. Esto, como comprenderéis, limita enormemente las posibilidades de formación de las personas afectadas.

Un libro de 300 páginas necesita 4 libros para poder reproducirse en lenguaje braille. El Quijote por ejemplo que ha sido adaptado al braille, ocupa 17 volúmenes de 120 páginas cada uno.

Si hablamos de ordenadores, la cosa es aún más complicada pues no hay ninguna aplicación adaptada al braille.

A partir de ahora la cosa cambia pues han desarrollado una tablet adaptada para invidentes. La Blitab, que así es como se llama, consta de dos pantallas, una normal y otra adaptada al braille.

En la pantalla normal, cuando se pasa el dedo sobre las aplicaciones, la tablet pronuncia el nombre de la aplicación y al dar doble click esta se ejecuta.

Toda la información gráfica se presenta en la pantalla braille donde los usuarios pueden leerla mediante el tacto.

Fuente: youtube.com - Vodafone, ver video original

 

Deja un comentario