Tecnología de futuro – Blockchain

Si vamos a hablar de empleo y nuevas tecnologías tendremos, lógicamente, que conocer previamente cuáles son esas tecnologías y de qué manera van a cambiar nuestras vidas.

BlochainEstas nuevas tecnologías no solo son disruptivas, es decir, cambian totalmente el modo de hacer las cosas a las que se aplican, sino que, además, son convergentes y sinérgicas o lo que es lo mismo, se van desarrollando simultáneamente para complementarse unas a otras y finalmente consiguen que el todo resultante sea mayor que la suma de las partes.

Comenzaremos por “Blockchain” ya que, a mi juicio, sería como el pegamento que las une a todas.

Corría el año 2008 y nuestra avaricia insaciable desencadenaba la crisis de la que aún hoy no hemos conseguido sacudirnos; una persona o grupo de personas bajo la identidad de “Satoshi Nakamoto” alumbran la primera distribución de blockchain y al año siguiente se utiliza como base para crear la criptomoneda bitcoin.

Pero vayamos por partes, como dijo Jack el Destripador:

¿Qué es blockchain?

Como su nombre indica, es una cadena de bloques que pueden contener información de cualquier tipo de transacción a modo de libro de contabilidad distribuido (distributed ledger).

Se le denomina libro de contabilidad (ledger) porque es un modelo de datos en el que solo se permite añadir información, al igual que en los libros de contabilidad no se puede ni borrar ni modificar nada, las enmiendas han de hacerse con contra asientos. Se denomina también distribuido (distributed) ya que, la base de datos que contiene estos bloques no se encuentra centralizada en grandes ordenadores sino que, cada uno de los participantes en la cadena tiene una copia en su propio ordenador manteniendo una comunicación peer to peer (p2p), con lo que se hace virtualmente imposible perder la información y, lo que es mucho más importante, virtualmente imposible de alterar o cambiar el contenido pues debería hacerse en todas las copias.

Cadena de bloquesCada uno de los bloques de esta cadena, además del contenido de las transacciones encriptado y una marca de fecha y hora (time stamp), lleva un campo que contiene el valor encriptado (hash) del bloque anterior lo que permite seguir el rastro de todas las transacciones y, además, evita que se altere la secuencia de los bloques.

Además de esto, cada bloque lleva un campo con el valor del algoritmo de consenso, llamado Power of Work, que contiene el resultado obtenido de “minar” cada transacción y verificarla para unir el bloque a la cadena. (si queréis ver cómo funciona más en profundidad podéis experimentar en BlockChain Demo)

Resumiendo, el sistema blockchain permite hacer cualquier tipo de transacción entre dos o más personas de manera segura sin la intervención de terceras personas que den fe. Esto no solo es aplicable a la generación de criptomonedas que no necesitan de un gobierno central (bitcoin), sino cualquier tipo de intercambio de bienes tanto materiales como intelectuales, así como de información entre iguales de manera segura y confiable.

ETHEREUM-LOGOEn 2015 aparece la plataforma Ethereum que, además ser una plataforma blockchain y tener su propia criptomoneda, el ether (ETH), crea el concepto de “Smart contracts”, es decir un trozo de código que contiene unas instrucciones que se ejecutan cuando se da una condición preestablecida y programada de antemano, sin intervención de ninguna de las partes contratantes. Estos contratos inteligentes son capaces de evaluar, asegurar y efectuar una transacción entre personas, organizaciones o máquinas sin intervención humana.

¿De qué manera cambiará nuestras vidas?

En el aspecto negativo, pone en peligro el sustento de todos los intermediarios que de alguna manera dan fe o aseguran que una transacción se produce, notarios, registradores, prestatarios; agencias inmobiliarias, gestorías, asesorías, intermediarios comerciales, etc.

En cuanto  a lo positivo, en la cadena de suministro alimentario, por ejemplo, podremos saber en todo momento donde ha estado y como ha sido tratado cualquier producto.

En el sector del automóvil podremos tener un seguimiento de cada auto, sus revisiones, reparaciones y siniestros.

En el sector financiero el envío de dinero entre personas de distintos países se simplificará y abaratará al no necesitar la intermediación de bancos ni gobiernos, los bancos se verán obligados a profundos cambios para adaptar sus servicios y poder pillar algo de cacho en este pastel y, de hecho, todos están estudiando cómo utilizarlo esta tecnología en su beneficio.

Facilitará la aplicación de los derechos de propiedad intelectual y la compra-venta de bienes.

Soportará la nueva economía colaborativa, podríamos volver al mismísimo trueque ancestral pero asistido por ordenador.

Todo esto además de actuar como capa de seguridad en la tecnología IoT y en cualquier comunicación de datos.

En definitiva, será el queso en que reposarán todos los ingredientes de la 4ª revolución industrial.

Deja un comentario