singular

Ya no podemos volver a utilizar la excusa del tiempo que tarda en cargarse la batería, para no comprarnos un coche eléctrico.

Una start-up con sede en Reino Unido llamada Echion Technologies, comercializará el año próximo una tecnología que permite que los tiempos de carga de las baterías de iones de litio se reduzcan enormemente.

Según parece, los investigadores han desarrollado un tipo de polvo o sal que reemplaza el grafito dentro de las celdas de las baterías de litio y esto mejora la capacidad de recarga.

El electrolito utilizado habitualmente en las baterías de litio es de sal de litio, un material que puede ser inflamable cuando se le somete a tiempos de recarga muy rápidos.

Basta con sustituir la sal de litio por este ingrediente "secreto" y las baterías se podrán cargar, según anuncian, en 6 minutos.

Fuente: motorpasion.com, leer artículo original

Deja un comentario