singular

El muchacho de la foto perdió la movilidad de las cuatro extremidades hace unos años, ahora es capaz de andar dirigiendo los movimientos de un exoesqueleto conectado a su cerebro.

El prototipo, fruto de diez años de investigación, se mueve gracias a  unos electrodos implantados en el cráneo que “captan las señales enviadas por el cerebro y las traducen en señales motoras”, según explica uno de sus creadores.

El joven tetrapléjico, se estuvo entrenando durante meses con un simulador, hasta conseguir que un avatar realizara movimientos en la pantalla de su televisor solamente con pensar en ello.

Luego acudió al laboratorio para practicar los mismos ejercicios pero ya directamente sobre el exoesqueleto, hasta finalmente poder andar, subir los hombros y doblar el codo.

Como todas estas notocias que comparto, aún pasará bastante tiempo antes de encontrarnos con una persona así en el súper, pero es fascinante lo que podremos llega a ver a medio plazo.

Os recomiendo ver el vídeo del artículo original, es impresionante.

Fuente: ngenespanol.com, leer artículo original

Deja un comentario